Inicio accidentes ataques animales Travis, el chimpancé que desfiguró a una mujer

Travis, el chimpancé que desfiguró a una mujer

5008
0
Compartir

Travis era un chimpancé que se vio envuelto en el ataque a una mujer, Charla Nash, quien sufrió varias heridas en el rostro y que a raíz de ellas quedó completamente desfigurada.

El chimpancé Travis

amtue-1021c-chimp4-ko

Travis nació el 21 de octubre de 1995 en el estado de Missouri en un lugar que ahora se conoce como “el santuario de chimpancés de Missouri”. Sandra y Jerome Herold adoptaron a Travis cuando éste sólo tenía tres días de edad.

Desde ese momento lo trataron como a un miembro más de la familia.

Jerome tenía una empresa de trailers y Travis a menudo lo acompañaba a su trabajo, sentándose a su lado dentro de camión, con el cinturón de seguridad puesto, y vistiendo una camiseta. El chimpancé también acompañaba a la pareja a las distintas tiendas cuando iban de compras, y era muy popular en esa ciudad.

Travis se hizo famoso incluso al tomar parte en algunos comerciales para marcas como Coca-Cola.

Habiendo crecido entre humanos, Travis era muy sociable, y muchos vecinos recuerdan cómo jugaban con él y cómo obedecía tanto a Jerome como a Sandra.

Travis era muy inteligente: podía abrir puertas, utilizar llaves, llevar vestidos y otras prendas a sus dueños, regar las plantas, alimentar a los caballos e incluso comer en la mesa con el resto de la familia.

También le gustaban mucho los helados, tanto que aprendió a diferenciar el sonido del camión de helados cuando estaba cerca. Hasta sabía cómo iniciar sesión en la computadora para ver fotos, y solía también ver la TV, usar el control remoto para cambiar los programas y hasta cepillar sus dientes.

Pero tal vez sus dueños exageraron al considerarlo un miembro de la familia y verlo como una persona. Ellos le permitían beber vino y en una ocasión lo dejaron conducir el automóvil. A pesar de ser un animal sociable, sus dueños nunca debieron olvidar eso: que aún era un animal salvaje.

De todos modos, luego de que Jerome muriera de cáncer en 2004 y después de que su hijo falleciera en un accidente automovilístico, Sandra seguía viendo al chimpancé como a un niño pequeño, hasta el punto de bañarse con él.

Ataque del 2003

El ataque contra Charla Nash sucedió en 2009, pero ya en 2003 ocurrió un accidente menor. Mientras Travis estaba en el auto con Jerome, detenidos en un semáforo, un transeúnte arrojó un objeto que chocó contra el automóvil. La ventanilla del lado de Travis estaba apenas abierta, y el objeto entró por la abertura y lo golpeó, excitándolo. El chimpancé se desabrochó el cinturón de seguridad y salió corriendo tras el hombre que lanzó el objeto. Por fortuna no logró alcanzarlo.

Travis no quería regresar al auto, y llamaron a la policía. El incidente llevó a la adopción de una ley, en Connecticut, que prohibía mantener primates de más de 22 kilos como mascotas. Quien tuviera un animal exótico debería solicitar un permiso.

No obstante, la ley no se aplicó a los dueños de Travis, quien pesaba 91 kilos, ya que había vivido con ellos durante muchos años y no lo consideraban un peligro.

Desafortunadamente esta excepción tuvo consecuencias terribles para Charla Nash.

Ataque del 2009

El 16 de febrero de 2009 una amiga de Sandra, Charla Nash, de 55 años, fue a visitarla.Travis conocía a Charla del trabajo de Jerome, aún cuando ese día llevaba un peinado distinto.

En un momento determinado Travis salió de la casa con las llaves del auto, y las mujeres salieron a buscarlo. Cuando el chimpancé vio que Charla tenía uno de sus juguetes en la mano la atacó co fiereza, mordiéndola y arañándola en el rostro.

Sandra, que por entonces tenía 70 años, intentó detener a Travis; cuando vio que esto no daba resultados, lo golpeó con una pala y luego lo apuñaló con un cuchillo de carnicero.

Al respecto dijo Sandra: «hacer algo así fue como apuñalarme a mí misma». También dijo que, luego de recibir el cuchillazo, Travis se volvió hacia ella como diciendo

Madre, ¿qué hiciste?

Charla Nash

El chimpancé se puso aún más furioso y Sandra se vio obligada a llamar al 911 para pedir ayuda. Al principio el operador creyó que se trataba de una broma, pero cambió de parecer cuando Sandra gritó «¡se está comiendo a mi amiga!». Los rescatistas llegaron pronto, pero esperaron a que la policía también llegara para entrar al domicilio. Cuando finalmente arribaron Travis corrió hacia uno de los patrulleros, intentó abrir una de las puertas y rompió un espejo retrovisor.

Entonces fue a la puerta del conductor y la abrió; fue entonces cuando el oficial Frank Chiafari disparó algunos tiros. Travis se volvió hacia la casa, donde lo hallaron muerto, cerca de su caja.

Las heridas de Charla eran “horrorosas” según las describieron los médicos que la atendieron. La mujer debió enfrentar más de siete horas de cirugía en el rostro y las manos, realizadas por cuatro equipos de cirujanos.

Luego del ataque Charla perdió sus manos, su nariz, sus ojos, sus labios y la estructura ósea de la cara, además de sufrir trauma cerebral.

Los doctores le reemplazaron la mandíbula pero, desafortunadamente, estaba ciega.

La familia de Charla inició una campaña para recolectar dinero para pagar los costos exorbitantes de la cirugía. La mujer se mostró en público por primera vez luego del suceso durante el show de Oprah Winfrey en noviembre de 2009.

En 2011 se sometió a un trasplante de rostro y de manos, pero debido a unas complicaciones debieron removerle estas últimas.

ss-charla-nash-140710-tease.today-ss-slide-desktop

Examinaron el cadáver de Travis, pero no hallaron signos de rabia.

De todos modos hallaron Xanax —un tranquilizante— en su organismo, una sustancia que Sandra le aplicó antes del ataque.

La droga Xanax se utiliza para contrarrestar los ataques de pánico y ansiedad, pero algunos de sus efectos son la desorientación y, raramente, alucionaciones, agresión, manía e ira.

Charla denunció a Sandra aunque ella no puede ser acusada debido a que “no sabía que el animal podría ser peligroso” y porque Charla había interactuado anteriormente con Travis. Tampoco hubo antecedentes de ataques por parte de Travis, dejando de lado, aparentemente, el incidence menor de 2003. Así, no fue posible aplicar la ley.

Compartir
Artículo anterior¿Están por hacer la remake de la película IT?
Artículo siguientePeter Bergmann, un hombre misterioso
Lilith
Amante dell'horror, del mistero e del macabro sin da bambina, ha deciso di creare questo sito per tutti gli appassionati di horror e macabro. Crea per i suoi lettori articoli unici che rende disponibili in questo sito e nel relativo canale youtube, per veri appassionati del genere.