Inicio asesinos niños asesinos Alyssa Bustamante: chica de 15 mata para saber qué se siente

Alyssa Bustamante: chica de 15 mata para saber qué se siente

3674
0
Compartir

¿Qué hace usualmente una persona a los 15 años? En mi caso leía mucho, escuchaba mis bandas favoritas, y me interesaba por las historias de misterio. Una chica normal con pensamientos normales: escuela, amigos, familia, futuro.

Alyssa Bustamante, en cambio, a los 15 soñaba con asesinar a alguien. Sentía tanta curiosidad por saber lo que se sentía que ni bien tuvo una oportunidad lo llevó a cabo.

¿Quién era Alyssa Bustamante?

Alyssa era una adolescente problemática. Su madre, una mujer con problemas de drogadicción, la dio a luz cuando era adolescente y es por esto que creció al cuidado de sus abuelos. Su padre, por otro lado, terminó en la cárcel años antes del asesinato. El amor y el cuidado de sus abuelos no fue suficiente para curar las heridas de Alyssa, y la niña pronto se convirtió en una adolescente problemática. Comenzó a sufrir depresión y a lastimarse a sí misma. Luego de su primer intento de suicidio comenzó a ir al psiquiatra y a tomar drogas antidepresivas.

¿Pero qué hacía Alyssa cuando no estaba en la escuela? Salía con amigos para escapar de la depresión y el dolor que la perseguía a diario, y de los cuales escribía siempre en su diario.

Un día le confesó a un amigo que quería saber lo que se siente asesinar a una persona, pero este amigo no sabía que Alyssa, para satisfacer su curiosidad, mataría a una niña de nueve años.

Alyssa, como toda adolescente, tenía varias cuentas en redes sociales. En su cuenta de Twitter escribía mensajes de “adicción” y “terror”, y uno en particular decía:

Todo lo que quiero en la vida es una razón para explicar todo este dolor.

Aún más perturbador es su canal en Youtube. Antes del asesinato subió un video donde toca una cerca electrificada y luego obliga a sus hermanos a hacer lo mismo. En la descripción del video se lee: “Aquí es donde la cosa se pone interesante; mis hermanos quedan lastimados”. En el video vemos claramente cómo Alyssa disfruta viendo el dolor de sus hermanos. Tal vez intentaba matarlos, ¿quién sabe? Si fuera así no sería una coincidencia que antes del asesinato Alyssa cavó no una sino dos tumbas. Tal vez planeaba matar a sus dos hermanos, pero vio la oportunidad perfecta cuando su vecina, una niña de nueve años, pasó cerca de su casa. Inmediatamente vio allí su chance.

El asesinato

Alyssa Bustamante e Elizabeth Olten

Una tarde Alyssa decidió cavar dos hoyos en un bosquecillo cerca de su casa. Ella quería saber lo que se sentía ser una asesina y se dedicó a la tarea. Probablemente quería matar a sus dos hermanitos, pero cuatro días después se encontró con una oportunidad inesperada. Elizabeth Olten, su vecina de sólo nueve años, regresaba a su casa luego de una visita a una amiga . No se conocen todos los detalles, pero Alyssa la vio y decidió matarla; para ello la golpeó y luego la apuñaló en el pecho, la estranguló, le cortó el cuello y la arrojó a una de las tumbas que cavó antes, cubriéndola con hojas.

Regresó luego a su casa, como si nada hubiera sucedido, y escribió en su diario que finalmente había logrado matar a alguien: Una vez que superas el punto en el que piensas ‘por Dios, no puedo hacerlo‘, es una experiencia placentera”.

Terminó su entrada en el diario diciendo que se le hacía tarde para ir a la iglesia.

No pasó mucho tiempo antes de que los padres de Elizabeth se preocuparan por la ausencia de su hija. Elizabeth le tenía miedo a la oscuridad y nunca se ausentaba de su casa por iniciativa propia. Cuarenta y cinco minutos después de su desaparición, su madre llamó a la policía. Varios grupos inmediatamente se pusieron en movimiento, junto a otros tantos voluntarios civiles, para buscarla. Buscaron a Elizabeth por todos los rincones de la ciudad, incluso en el sitio donde estaba enterrado su cuerpo, pero Alyssa lo había escondido muy bien y el grupo de búsqueda no lo notó.

Pero algo sucedió y la gente comenzó a rumorear, y esos rumores llegaron a oídos de la policía. Una chica del vecindario parecía ser la sospechosa por la muerte de la niña. La policía fue a ver a Alyssa, quien confesó y les mostró el sitio donde enterró a la pequeña.

Juicio y condena

Alyssa fue arrestada por homicidio en primer grado. A pesar de tener sólo 15 años,

El juez determinó que debía ser juzgada como una persona adulta.

En prisión mientras aguarda el juicio, Alyssa continúa cortándose los brazos, incluso con sus uñas.

La policía decidió también ponerla en observación para evitar que se suicide. Luego de varias demoras que postergaron el inicio del juicio, en 2012 Alyssa se declaró culpable de homicidio en segundo grado, y por primera vez en la corte prorrumpió en llanto al ver a sus abuelos. Expresó que sentía mucho lo que había hecho, y mantuvo la vista en el suelo mientras el juez leía la sentencia: cadena perpetua.