Inicio paranormal fantasmas El fantasma de Villa Clara

El fantasma de Villa Clara

1031
0
Compartir

En Italia existen muchos castillos misteriosos y también villas, que se dice que son el hogar de numerosos fantasmas. Uno de estos lugares está ubicado en la ciudad de Bologna.

Ésta —Villa Clara— es en verdad una villa muy misteriosa, ya que corre el fuerte rumor de que en su interior es posible hallar el fantasma de una niña pequeña; a veces hasta es posible oírla llorar o cantar.

¿Cuál es su triste historia?

Villa Clara

La villa está asentada en Bologna, cerca de Trebbo di Reno, en la calle Zanardi 449. Todas las personas que viven cerca la conocen, pero muchos también evitan pasar cerca. ¿A qué se debe?

Simple: esa villa tiene fama de estar encantada.

Dice el rumor que esta villa lleva el nombre de una pequeña que falleció en ella, Clara, pero anteriormente a este hecho se la conocía con otros nombres: Villa Malvasia y Villa Alessandri entre otros, todos inspirados en los nombres de sus antiguos dueños.

Clara habría sido la hija o hijastra de uno de los dueños de la villa; ella murió a principios del siglo veinte, siendo muy joven y de una manera dolorosa.

¿Cómo murió Clara?

Se dice que Clara poseía el poder de la clarividencia. Cada vez que ella tenía sus sueños o visiones, significaba que pronto se harían realidad.

Su padre estaba atemorizado por ello, y decidió un día deshacerse de ella, amortajándola viva.

Otra versión afirma que Clara, ya entrada en la adolescencia, se enamoró de un muchacho de casta inferior, probablemente un sirviente que trabajaba en la villa.

Su padre, al igual que en la otra historia, la habría amortajado aún en vida para castigarla.

El fantasma de Villa Clara

fantasma di Villa Clara

Según varios relatos, desde ese día es posible ver el fantasma de una jovencita en el jardín de la villa.

Por la noche, a veces, se la oye llorar e incluso cantar.

No se cuenta con información histórica para respaldar estas hipótesis, pero muchos visitantes juran haber visto y sentido el espíritu de una niña quejándose en el medio de lo que fueron alguna vez maravillosos jardines.

El estado deplorable de la villa en la actualidad y la pobre iluminación no ayudan en absoluto a que el lugar no sea visto como una mansión embrujada.