Inicio objetos malditos muñecas malditas Okiku la muñeca poseida

Okiku la muñeca poseida

1683
0

La muñeca Okiku se encuentra en un templo en Japón y se cree que contenga el espíritu de una niña.

El regalo

Se dice que en 1918 un joven de nombre Eikichi Suzuki compro en Sapporo, Japón, un regalo para su hermanita Okiku, de dos años. Vio una muñeca en una vidriera y pensó que era el regalo perfecto así que la compro. La muñeca media 40 cm de alto, tenia cabello negro que le llegaba hasta los hombros, dos perlas negras como ojos y vestía un kimono tradicional.

Okiku estaba muy contenta de la muñeca y nunca se separaba de ella. Jugaba con ella todos los días y decidió ponerle su propio nombre, Okiku. Lamentablemente la niña murió al año siguiente a causa de una infección y sus padres sufrieron mucho. En Japón es normal tener en casa un altar dedicado a los muertos, donde se colocan fotos e inciensos para rezarles, y los padres de Okiku decidieron poner también la muñeca tan querida de su hija. Sin embargo pronto empezaron a notar que el cabello de la muñeca estaba empezando a crecer. Lo curioso es que el cabello no crecía de manera uniforme como el de una muñeca, sino que lo hacia de forma irregular como el de los seres humanos.

La familia empezó entonces a creer que el espíritu de la hija se hubiera refugiado dentro de la muñeca.

Okiku la muñeca poseída

okiku bambolaEn 1938 la familia Suzuki se mudó pero decidieron no llevarse la muñeca con ellos porque

pensaron que alejándola de la tumba de la niña su espíritu ya no tendría mas un lugar donde estar. Decidieron entonces dejarla en el Templo Mannenji. Informaron al monje del templo sobre la historia de Okiku y de como su cabello crecía y el también pudo notar con el tiempo que todo era verdad: el cabello de la muñeca Okiku seguía creciendo. Cuando el cabello creció hasta llegar a los pies decidieron cortarlo, notando que de todas formas seguía creciendo. Entonces el monje decidió cortarlo cada vez que llegaba a la cintura.

Hoy en día varias fotos de la muñeca con distintos cortes de cabello se pueden ver cerca de la muñeca misma en el templo, en el altar dedicado a la niña Okiku y también a la muñeca.

Se dice que una muestra del cabello de la muñeca fue analizada y los resultados probarían que el cabello pertenece a un niño, pero estos datos no fueron confirmados.

Aun hoy es posible ver a la muñeca, expuesta en una vitrina en el Templo Mannenji de la ciudad de Iwamizawa en Hokkaido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here