Inicio accidentes ataques animales Encuentran arañas venenosas en bananas brasileñas

Encuentran arañas venenosas en bananas brasileñas

1142
0

A pesar de que el tema que abordaré en este artículo no se refiere a ataques animales, el tema merece difusión.

Hace ya algún tiempo una leyenda urbana comenzó a hacerse popular: dentro de las cáscaras de banana es posible hallar nidos de arañas. Una vez que hubieras pelado la fruta en cuestión, la araña saltaría y te picaría sin que lo esperaras. La leyenda no es real; sin embargo

nada puede impedir que una de las arañas más venenosas del planeta —la araña vagabunda brasileña— arme su nido sobre las cáscaras de las bananas.

Hemos confirmado casos de racimos enteros de esta fruta que tenían nidos de arácnidos. Hoy quisiera presentarles dos casos bastante recientes y bien documentados.

Arañas venenosas sobre una banana en el supermercado

nido di ragno brasiliano velenoso

Consi Taylor, una mujer de 29 años, compró un racimo de bananas en 2013 en un supermercado cerca de su casa en Londres. Apenas llegó a su hogar decidió consumir la sabrosa fruta y además ofreció una a su hijo pequeño, pero éste la rechazó y fue a jugar al jardín. Mientras pelaba la banana, Consi notó una mancha extraña en la cáscara.

No le prestó demasiada atención ya que pensó que era una magulladura típica de este tipo de frutas, pero luego advirtió que en la base de la mancha había una cosa extraña. Un punto blanco que se asemejaba a un pequeño hongo.

Por debajo de los filamentos blancos vio pequeños puntos negros moviéndose, saliendo de la mancha, saltando de la fruta y caminando por el suelo de la casa. No era un hongo, sino un nido de arañas.

Asustada como nunca, tomó una foto de los arácnidos y la envió a una compañía de exterminadores de insectos que le respondió al instante, advirtiéndole que se trataba de una especie de araña vagabunda brasileña.

La familia se vio obligada a abandonar la casa mientras la fumigaban. En un principio, el supermercado que le había vendido las bananas —y a donde Consi regresó a quejarse—, le ofreció un voucher de £ 10. Más tarde comprendieron lo grave de la situación y compensaron a la familia con £2.800. Consi todavía conserva la fobia de que alguna araña haya sido capaz de escapar, poniendo a toda su familia en peligro.

Una venganza con agua hirviendo

ragno brasiliano banana

El verano pasado Laura Horsfield estaba cortando bananas para hacer un postre para sus hijos cuando notó un pequeño saco blanco en la cáscara de la fruta.

Reaccionó con rapidez, pensando que sería un nido de arañas, y llevó la fruta hasta el jardín.

Pisó la cáscara en repetidas ocasiones para matar a los insectos; para estar totalmente segura volcó además agua hirviendo sobre el nido y arrojó dentro de una bolsa plástica.

Laura sospechó que se trataba de arañas cuando vio pequeños puntos negros moviéndose dentro de la mancha blanca. Temiendo que dañaran a sus hijos, decidió proceder con frialdad para que no cundiera el pánico.

El racimo de bananas había sido comprado el día anterior al accidente y había permanecido sobre la mesa toda la noche. Laura relató que usualmente, cuando encuentra una araña en la casa la toma con un pedazo de papel y la lleva a su jardín. Sin embargo ahora las mata lo antes posible, por miedo a que los insectos sean los «sobrevivientes» de la araña brasileña mortífera. El supermercado se disculpó con la mujer y le aseguró que todos los procedimientos de seguridad habían sido respetados, pero que como se trata de un producto fresco hay una probabilidad muy pequeña de que cosas así puedan pasar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here