Inicio asesinos asesinos hombres asesino de 4chan – anonimato y crimenes

asesino de 4chan – anonimato y crimenes

1519
0

Las historias que vamos a contar tienen el mismo origen, el mismo sustrato. ¿Qué es 4chan? Empecemos con esta simple pregunta. Aparentemente simple. Lanzado el 1 de octubre de 2003 y diseñado por Christopher Poole, 4chan es un sitio web de imageboard. Imágenes y debates, un foro de «todo», resumiendo. Una plaza global, sin límites ni fronteras, donde los usuarios, en completo anonimato, publican fotos y discuten todo tipo de temas. Cultura japonesa (Anime, Manga, Cosplay, etc.) – el sitio está inspirado en el portal japonés Canal Futaba (2chan.net) -, Videojuegos, Intereses (Cómics & Caricaturas, Tecnología, Televisión & Cine, Armas, Auto, Deporte, etc.), Creativos (Oekaki, Papelería & Origami, Fotografía, Comida & Cocina, Literatura, Música, etc.), Otros (Negocios y Finanzas, Viajes, Paranormal, etc.), Adultos son las categorías – cada una incluyendo subcategorías adicionales – disponibles en este extraño sitio, donde la libertad de expresión y el anonimato son los principios clave.

La sección que más fascina y a la que 4chan debe su fama es la llamada «Random». Al hacer clic en el enlace, se abre una ventana: estas son las condiciones de uso de la sección:

Para acceder a esta sección de 4chan (el «sitio web»), usted entiende y acepta lo siguiente:

  1. El contenido de este sitio web está destinado únicamente a públicos maduros y puede no ser adecuado para menores de edad. Si usted es menor de edad o es ilegal que acceda a imágenes y lenguaje maduros, no proceda.
  2. Este sitio web se le presenta TAL CUAL, sin ninguna garantía, expresa o implícita. Al hacer clic en «Acepto», usted acepta no responsabilizar a 4chan por cualquier daño causado por su uso del sitio web, y usted entiende que el contenido publicado no es propiedad de 4chan, sino de los usuarios de 4chan.
  3. Como condición para el uso de este sitio web, usted se compromete a cumplir con las «Reglas» de 4chan, que también están enlazadas en la página de inicio. Por favor, lea atentamente el Reglamento, porque es importante.

Haga clic en el botón «Aceptar» y ya está. Y aquí está, ante nuestros ojos: el infame /b/ – Random (boards.4chan.org/b/), la sección que hizo famosa a 4chan. Aquí se puede encontrar de todo. Realmente todo. Especialmente mucha pornografía (incluyendo el llamado «jailbait porn»), aunque 4chan tiene su propia sección. La frontera entre legalidad e ilegalidad, legal e ilegal, en este caso, es tan delgada que se cruza en numerosos threads. Aquellos que visitan 4chan no deben hacerse preguntas o escrúpulos.

Cigarra 3301: sí, es en /b/ donde nació el mito de este intrigante enigma, aún hoy digno de atención.

Las fotos hardcore, sin embargo, sólo representan la punta del iceberg de este intrincado y oscuro microcosmos. Esa frontera que, inevitable y comprensiblemente, fascina a los más atrevidos usuarios de Internet.

Crímenes, escenas de asesinatos, fotos de cadáveres, un asesino culpable confesado y llevado ante la justicia, un asesino en serie posible pero nunca comprobado. Es en la maleza de /b/ donde se desarrollan las noticias que vamos a contar.

David Kalac y el crimen de Amber Lynn Coplin

Es el 4 de noviembre de 2014. En la sección /b/ de 4chan aparece este post: “Turns out its way harder to strangle someone to death than it looks on the movies”. «Es mucho más difícil estrangular a alguien, más de lo que parece en las películas». El post va acompañado de una foto macabra de una mujer acostada en una cama: signos en el cuello compatibles con la estrangulación, color pálido y cadavérico, el cuerpo despojado de sus ropas, la cabeza reclinada hacia atrás, la boca abierta. Los usuarios, al principio, piensan en un chiste, un mitómano en busca de atención. Después de todo, la red y 4chan están repletos de trolls. Nada de qué preocuparse, al parecer. Este primer post, sin embargo, es seguido por otro.

“She fought so damn hard”, dice. «Luchó tan duro.» Y eso no es todo. Un tercer post sigue, de hecho, acompañado de otra foto de la mujer. Se lee textualmente:

Miren las noticias en unas horas en Port Orchard, Washington. Su hijo regresará de la escuela en breve. La encontrará y luego llamará a la policía. Quería compartir las fotos antes de que me encontraran. Compré una pistola de juguete que parece bastante real. Cuando vengan a buscarme, la sacaré y luego me matarán. Entiendo sus dudas, sólo les pido que vean las malditas noticias. Ahora tengo que tirar mi teléfono.

El autor de los macabros posts es David Kalac, de 33 años, residente en Port Orchard, una pequeña ciudad del estado de Washington, Estados Unidos. Después de cometer el crimen, Kalac entra en un bar, donde permanece varias horas. Bebe unas latas de Pabst Blue Ribbon, vodka y Red Bull. Deja el bar y se entrega a la policía. «Maté a Amber Coplin. La estrangulé con las manos y luego con un cordón de zapato», confiesa David Kalac. La víctima es Amber Lynn Coplin, de 30 años, novia de Kalac y madre de un niño de 13 años. El mismo chico mencionado en el post. En casa de la víctima, un mensaje escrito por Kalac: «Ella me mató primero». El motivo parece evanescente: está borracho, una discusión, el asesinato. Una marcha de violencia doméstica.

En la primavera de 2017, la Jueza Jeanette Dalton – Tribunal Superior del Condado de Kitsap – sentenció a David Kalac a 82 años de prisión.

Lo único que puedo decir es: «Lo siento y nunca me lo perdonaré», dirá Kalac después de la sentencia.

4chan, sin embargo, fue el telón de fondo de una historia oscura con contornos aún más macabros. Un episodio que todavía no está en el punto de mira, que sigue sin resolverse y que, por estas mismas razones, resulta bastante inquietante.

El «Asesino en serie de 4chan»

21 de agosto de 2015. En la sección /b/ de 4chan aparece el siguiente mensaje:

Maté a varias mujeres por placer. Si adivinas el nombre de una de <las víctimas, publicaré sus fotografías. No escriba más de diez nombres por mensaje, de lo contrario será ignorado. Algunas de las fotos son Polaroid mientras que otras fueron tomadas con una cámara desechable. También tengo fotografías de cuando aún estaban vivas. Si adivinas todos los nombres, te mostraré dónde arrojé un cuerpo en 1999. La primera mujer y su fotografía son «gratis», porque su nombre es difícil de adivinar

El guión se repite. Al igual que en el caso de David Kalac, los usuarios de 4chan se separaron. Algunos están en el juego, otros, por el contrario, etiquetan el acertijo como la enésima y habitual broma. Pero para acompañar al post, hay dos fotos. Una primera imagen muestra lo que en todos los aspectos parece ser el cadáver de una mujer: el cuerpo acostado sobre una cama, la cabeza ligeramente reclinada a la izquierda, la cara, los brazos y las manos sucios de sangre, así como la camisa. El brazo izquierdo está doblado y la mano está girada hacia la boca. Junto a esta foto, hay una instantánea de una chica viva: sonriente, de pelo negro, llevava un vestido y sombrero negros para su graduación. Debajo de las dos fotos, una hoja de papel blanco y una nota en lápiz: «/b/ August 21, 05».

Pasan unos minutos y el autor del macabro post relanza: «Vaya, un gran comienzo, increíble. He corregido la fecha, me equivoqué». El anónimo publica una nueva foto. La imagen muestra lo que parece ser el cadáver de la mujer, esta vez completamente despojada de sus ropas: muestra signos evidentes de violencia y furia en sus genitales. Lividez y sangre en todo el cuerpo. Incluso las sábanas de la cama en la que está tumbada presentan vistosas manchas de sangre. La imagen, verdadera o falsa, es horripilante. La fecha ha sido cambiada en bolígrafo: «/b/ Agosto 21, 15».

Los comentarios sospechosos y las preguntas interesadas de los usuarios se suceden y se superponen. Pasan unos minutos y aquí hay una nueva fotografía. Igual de espantosa. El anónimo escribe: “This is from before I played with her”. «Tomé esta foto antes de jugar con ella». La foto muestra el cuerpo de una mujer inclinada sobre sí misma de forma poco natural dentro de una caja de cartón, en la que estaban pantalones y ropa de hombre. Sólo se pueden ver las nalgas de la mujer y las piernas, lívidas, dobladas de forma totalmente forzada dentro de la caja. Un minuto después de la publicación de esta foto, el anónimo escribe: «Las revelé». Una segunda foto sigue: a las dos fotos de la mujer que murió y fue arrojada a la caja se añade una instantánea de otra chica viva, sonriente, sentada en una cama, con la pierna izquierda doblada y levantada. ¿La misma chica que en el post anterior? Los rostros, en un primer examen superficial, se parecen. El pelo negro, sin embargo, es más corto que en la foto anterior. ¿Son, como muchos suponen, dos víctimas diferentes?

Eso no es todo: superpuesto a la foto ya publicada de la mujer obligada a entrar en la caja, se puede ver parcialmente un rostro, presumiblemente femenino, en aparente estado de descomposición. Los ojos, la nariz y la piel ahora están comprometidos.

Los usuarios están divididos: los que dicen que quieren advertir al FBI, los que siguen considerando al anónimo un troll, los que, sin embargo, se prestan al juego. Tras la publicación de la foto de la mujer forzada en la caja de cartón, el presunto asesino en serie desaparece. Por lo tanto, comienza una cacería humana virtual. Los usuarios avanzan diferentes hipótesis. Se supone que este desconocido ha entrado en posesión de fotografías de algunas escenas del crimen tomadas por la policía. Un hijo de un investigador, piensa alguien. Pero estas hipótesis parecen improbables: las fotos están desprovistas de signos, el brillo y la resolución de las mismas no son óptimos, para atestiguar el trabajo amateur e íntimo de las fotografías en cuestión.

En este punto, los usuarios de Internet unen sus fuerzas. De esta manera, es posible dar una identidad precisa a la primera chica retratada en la foto, la protagonista de la «graduation photo», la foto del diploma. Su nombre es Shauna Maynard, de 17 años, fallecida el 31 de diciembre de 1997 en Norco, California. El 21 de abril de 1998, su cuerpo fue encontrado entre Blue Diamond Road y Decatur Blvd, Las Vegas, Nevada. El 24 de abril de 1998, el «Las Vegas Sun» escribió: «El cuerpo de Shauna Maynard, de 17 años, fue encontrado el martes por la mañana. Estaba muerta en la escena. Le habían disparado varias veces, dijo la policía. Maynard fue reportada desaparecida el 31 de diciembre y se cree que fue un fugitivo de Norco, California».

La pregunta, en este punto, surge naturalmente: ¿la mujer sin vida retratada en la foto es realmente Shauna Maynard?

¿Y qué hay de la segunda chica, cuyo presunto cadáver aparece forzado en una caja de cartón? Bueno, no sabemos nada de esta mujer en este momento.

Tras días de silencio, el presunto asesino en serie regresa para hacerse oír. Y aún una vez lo hace en las columnas de 4chan, /b/ – Random.

Es el 22 de septiembre de 2015. El mismo guión pero víctima masculina. La hoja en blanco dice: «¡Estoy de vuelta! /b/ 9/22/15». El post es muy conciso: «dying, dying» osea «muriendo». Adjunta al post, una foto que representa a un hombre de pecho desnudo, con la cara sangrando y sufriendo. El hombre lleva una perilla y un collar. Una tira de papel, aplicada a la foto, cubre los ojos para ocultar la cara de la víctima. Pasan ocho minutos: el anónimo y presunto asesino en serie publica una segunda foto. El mensaje dice: «dead», «muerto». Aparece una nueva foto del hombre: el detalle de su rostro atestigua la aparente muerte del hombre. Otra vez la tira de papel para ocultar la cara. A la derecha, cubierta por las dos fotos del hombre que primero murió y luego murió, se vislumbra una tercera foto: el cuerpo de una mujer, con su camiseta levantada para mostrar un sostén negro. Con toda probabilidad, es el cadáver de la mujer cuyas fotos fueron publicadas por el sujeto desconocido en agosto de 2015.

Unos minutos más tarde, el presunto asesino en serie publica un nuevo post: «Volveré en un mes para terminar nuestro juego. Si la fecha no está actualizada, no soy yo». Adjunto hay una extraña foto: un hombre con pasamontañas rojo, gafas de sol. En su mano, una especie de rifle.

Las huellas del presunto asesino en serie se han perdido. Todo está en silencio. Es difícil evaluar esta cuestión con rigor. Una historia que se alimenta de la realidad y la duda. ¿Una broma bien concebida o, por el contrario, un hábil asesino en serie que desafía audazmente a la audiencia global de la web y a los investigadores? La duda, por el momento, permanece.

El trasfondo de esta ambigua e intrincada historia que camina sobre la laberíntica frontera que separa la realidad de la leyenda urbana, 4chan. Un auténtico mercado en el que el hombre vierte pasiones y perversiones: Un contenedor sin fondo, restricciones y censuras del exhibicionismo, voyeurismo, mitomanía. Un sitio web en el que un verdadero asesino -David Kalac- y un asesino en serie presunto y nunca comprobado pueden publicar fotos de cadáveres, fotos de personas asesinadas. 4chan, por otro lado, se encuentra en el medio entre la superficie web -es decir, indexada por los navegadores y motores de búsqueda más comunes (Google, Explorer, etc.)- y la Deep Web comúnmente entendida, accesible sólo a través de navegadores especiales (sobre todo, Tor). 4chan, por lo tanto, flota en ese limbo en jerga llamado «Bergie Web», el último nivel -ya abundantemente sumergido, oscuro y oscurecido- de la web normalmente accesible.

Internet como la frontera favorita y privilegiada del exhibicionismo criminal. Un cofre del tesoro, a menudo inescrutable, de secretos y enigmas. El abismo humano al alcance de las computadoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here