Inicio asesinos parejas asesinas Gypsy Rose y Dee Dee Blanchard

Gypsy Rose y Dee Dee Blanchard

84
0

Gypsy Rose, una niña gravemente enferma y Dee Dee, una madre sobreprotectora que quiere lo mejor para su pequeña. ¿Qué hecho de sangre esconde esta aparente historia de amor maternal?

Gypsy Rose y Dee Dee Blanchard

Año 1991. Nace la pequeña Gypsy Rose Blanchard y su madre está en el séptimo cielo. Pronto, sin embargo, el feliz acontecimiento se convierte en una tragedia cuando descubre que Gypsy Rose está gravemente enferma.

Desde recién nacida, sufre de apnea nocturna y por esta razón tendrá que ser monitoreada constantemente. Cuando la niña cumple 8 años, otro diagnóstico deja a todos atónitos: distrofia muscular y leucemia, dos enfermedades brutales para una niña pequeña. Su madre, sin embargo, Clauddine, conocida como «Dee Dee», no se desanima. Ella trata de dar lo mejor a su pequeña aunque su marido la abandonó antes del nacimiento.

Gypsy Rose no puede caminar, necesita una silla de ruedas y un tubo para alimentarse artificialmente. No puede hacerlo sola. Afortunadamente, Dee Dee está rodeada de gente que siempre la ayuda y organiza eventos para recaudar fondos para pagar los tratamientos de su hija que, en los Estados Unidos, no están cubiertos por el estado.

Se somete a varias cirugía, por la noche duerme con un respirador artificial y se le extraen las glándulas salivales. Ella toma muchos medicamentos y es quizás debido a todas estas sustancias que sus dientes comienzan a pudrirse, por lo que todos son extraídos.

Flaca, demacrada, sin dientes y sin pelo, con gafas grandes, Gypsy Rose tiene un deseo loco de vivir. Ella es alegre y sociable y la comunidad siempre la ayuda con sus tratamientos o regalándole viajes a Disneylandia para que sus últimos años de vida sean los mejores posible.

La sombra de la sospecha

En 2005, Dee Dee dice que es víctima del huracán Katrina, por lo que madre e hija son ayudadas una vez más por la comunidad, que se esfuerza por conseguir que se muden al estado de Missouri. La organización sin fines de lucro «Habitat for Humanity» dona a madre e hija una hermosa casa totalmente equipada para las necesidades de Gypsy Rose.

En Missouri, los médicos, teniendo dudas sobre las condiciones reales de salud de Gypsy Rose, le piden a Dee Dee los informes médicos anteriores, pero desafortunadamente, se han perdido «convenientemente» a causa del huracán.

Gypsy Rose empieza a crecer y a convertirse en adolescente. La niña no se siente tan mal como debería y cada vez le resulta más difícil a su madre controlarla. Dee Dee miente sobre la edad de su hija e incluso falsifica su certificado de nacimiento para hacerla parecer más joven. Además, insiste en que la edad mental de su hija no supera los 4 años.

Dee Dee es muy protectora de Gypsy Rose, quizás demasiado. Con el paso de los años, la niña comienza a querer interactuar con sus compañeros, pero su madre se lo prohíbe. Tienen una cuenta de Facebook compartida, en la que la madre publica constantemente todos los tratamientos, viajes y cirugías de su hija, pero a Gypsy Rose no le alcanza y crea una cuenta personal, con el nombre ficticio de «Emma Rose».

A la chica le encantan las convenciones de ciencia ficción, a las que asiste desde 2011 en el cosplay de sus personajes favoritos. Antes de una de estas convenciones ella conoce a un chico en la internet gracias a su cuenta secreta y se reúnen en el evento. La idea de Gypsy Rose es huir con él, pero Dee Dee los descubre en una habitación de hotel y le miente al chico, diciéndole que su hija es menor de edad, cuando en realidad ya tiene 19 años. Una vez en casa, según el relato que Gypsy Rose dará más tarde, Dee Dee encierra a su hija en la habitación y la ata a la cama, la golpea y le niega la comida.

Pero Gypsy Rose no se desanima y tan pronto como puede vuelve a conectarse a internet, donde se registra en un sitio de citas cristiano. Allí conoce a Nicholas Godejohn, un chico con una historia de exhibicionismo y problemas mentales. Los dos se mantienen en contacto por un par de años, charlando cuando Dee Dee duerme, y se enamoran. Gypsy Rose le confiesa al chico que su madre la tiene cautiva y planean huir juntos.

El asesinato de Dee Dee

En la noche del 14 de junio de 2015, por lo tanto, Godejohn va a la casa de la joven mientras Dee Dee está durmiendo. Gypsy Rose le deja entrar y le da guantes y un cuchillo. Godejohn apuñala a Dee Dee varias veces mientras ellas está durmiendo en su quarto, hasta que la mata, mientras Gypsy Rose espera en el baño con los oídos tapados. Después del asesinato, los dos tienen sexo, se llevan $4,000 que Gypsy Rose tenía guardados y van a la casa de Godejohn, donde serán arrestados por la policía.

El cuerpo de Dee Dee es descubierto después de que aparece un post en la cuenta de Facebook que madre e hija compartían: «La puta está muerta«. La misma Gypsy Rose lo escribe, porque quiere que se descubra el cuerpo de su madre.

Síndrome de Munchausen por poder

¿Cómo surgió esta situación? ¿Estaba Gypsy Rose realmente enferma?

No, la niña nunca ha sufrido ninguna de ninguna enfermedad. Por el contrario, Dee Dee sufría el síndrome de Mucnhausen por poder (trastorno facticio infligido a otro), lo que lleva a un tutor, generalmente la madre, a fingir que su hijo o la persona que está cuidando tiene enfermedades. Todo esto para ganarse la simpatía y la solidaridad de las personas.

Gypsy Rose, por lo tanto, nunca había sufrido de apnea nocturna, era capaz de caminar y alimentarse por sí misma, no tenía problemas con las glándulas salivales, ni infecciones. En resumen, estaba perfectamente sana. Sus capacidades intelectuales también eran normales, aunque su madre nunca la había enviado a la escuela debido a sus «enfermedades».

Pero, ¿cómo es posible que su madre haya podido someterla a todos estos tratamientos, si no estaba realmente enferma?

Muy simple. Dee Dee llevaba a su hija a un médico y le decía que sufría de un cierto trastorno y le pedía que le hiciera análisis específicos. Si el médico no autorizaba los análisis, Dee Dee cambiaría de médico hasta que encontrara uno que los hiciera. Esta es una práctica muy común para las personas con el síndrome de Munchausen por poder. A veces, administraba sustancias a su hija para simular síntomas, para que las enfermedades fueran más creíbles.

Cuando los parientes de Dee Dee comenzaron a sospechar algo, viendo que la niña parecía sana, la mujer se había mudado de ciudad para continuar su farsa lejos de miradas indiscretas.

Desafortunadamente para ella, esta enfermedad la llevó a abusar de su hija, quien, al final, ya no pudo hacer frente a su abuso y se hizo cargo de su vida, decidiendo vivir incluso a costa de matar a su madre.

Arrestos y condenas

A pesar de ser un crimen atroz, los jurados se apiadaron de Gypsy Rose por todos los abusos que su madre tuvo que soportar. Luego fue sentenciada a 10 años de prisión, mientras que Godejohn fue sentenciado a cadena perpetua por ser el autor material del asesinato.

La familia de Dee Dee no lamenta que la mujer haya muerto, habiendo sido la primera en tener dudas sobre la salud de Gypsy Rose. Según ellos, Dee Dee se merecía el final que hizo.

Desde abril de 2019, Gypsy Rose está comprometida con Ken, quien le escribió cartas en la cárcel y luego se enamoró de ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here