Inicio asesinos seriales asesinos seriales hombres Takahiro Shiraishi y el pacto suicida de Zama

Takahiro Shiraishi y el pacto suicida de Zama

1421
0

El 31 de octubre de 2017, 9 cuerpos desmembrado fueron encontrados en una casa en Japón. El inquilino de la casa es Takahiro Shiraishi, de 27 años, que fue arrestado tras el macabro descubrimiento. El hombre supuestamente confesó haber matado a 9 personas y haberlas desmembrado para ocultar sus cuerpos. Las partes de los cuerpos fueron encontradas por la policía en tres congeladores.

El descubrimiento de los cuerpos desmembrados

La policía japonesa llegó a la casa de Takahiro tras una investigación sobre la desaparición de una joven de 23 años. La mujer expresó su deseo de suicidarse en las redes sociales y luego entró en contacto con Takahiro.

El lugar donde se llevaron a cabo los eventos es una zona tranquila: un barrio residencial y tranquilo con un jardín de infantes justo al lado de la casa de Takahiro. Los vecinos contaron que empezaron a notar un mal olor que venía del apartamento del chico inmediatamente después de que se mudara.

Takahiro Shiraishi

El joven asesinó a personas propensas al suicidio, que encontraba gracias a una cuenta de Twitter llamada «hanging pro» (el profesional del ahorcamiento). Ocho de las nueve víctimas eran mujeres y Takahiro Shiraishi confesó haber abusado sexualmente de ellas antes de matarlas.

Su imagen de perfil en Twitter es un personaje de estilo manga con marcas de soga en el cuello, las muñecas cortadas y una soga alrededor del cuello. El perfil explica cómo quiere «ayudar» a las personas que sufren, invitándolas a ponerse en contacto con él en cualquier momento. Una vez contactado, respondía a los mensajes con la frase «suicidémonos juntos».

El joven se aseguró, sin embargo, de que sus víctimas no dijeran nada a sus familiares o amigos porque no habría sido correcto dejarles saber que iban a morir.

Antes de mudarse a Zama, una ciudad del sudeste de Tokio, Takahiro trabajaba como «Kaori Scouto» en Kabukicho (uno de los distritos de luz roja más grandes de Tokio), una especie de «cazatalentos» cuyo trabajo consistía en atraer a chicas para que trabajaran en los burdeles de la ciudad.

Las motivaciones de Takahiro Shiraishi

Takahiro Shiraishi

Takahiro supuestamente confesó a la policía que las principales razones por las que mató a sus víctimas eran el dinero y el sexo. Las víctimas mujeres fueron violadas y una de ellas le había prestado unos 3.000 euros.  El chico siempre habría mostrado interés en la estrangulación, de hecho algunos de sus antiguos amigos de la escuela secundaria recuerdan cómo participaba a juegos de asfixia.

Su apego al dinero también se puede notar en el hecho de que, al ser entrevistado, estaba dispuesto a hacer declaraciones sólo por una generosa suma de dinero, aunque después de que los periódicos se negaron a pagar, contó igualmente su historia.

Arresto

Takahiro nunca ha mostrado arrepentimiento, al contrario, dijo que sólo sentía no haber apagado el teléfono de su última víctima, cuya señal llevó a la policía al apartamento del joven.  Cuando la policía le preguntó al joven si no sentía remordimiento por las personas asesinadas y por el dolor que había causado a sus familias, el asesino japonés respondió que había trazado una línea divisoria entre las personas que le importaban y las demás personas.

Una mujer que había sido su compañera de cuarto durante tres meses, de hecho, dijo que era verdad que Takahiro tenía una extraña obsesión con la muerte, pero que también era uno de los chicos más amables que había conocido.

Después de su arresto, el joven se sometió a una evaluación psiquiátrica de 5 meses para averiguar si se le podía considerar si estaba en plenitud de sus facultades mentales.

Dada la enorme cantidad de pruebas, el proceso será largo y todavía está en curso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here