Inicio medicina Tráfico de órganos en Brasil

Tráfico de órganos en Brasil

2789
0

Además del aumento de la violencia y la corrupción, Brasil está experimentando algunas tragedias silenciosas. Una de ellas está directamente relacionada con algo que podría salvar vidas: la donación de órganos, que, gracias a diversos factores, se convierte en tráfico de órganos. Las causas de este problema son diferentes: la falta de control, la corrupción, un sistema ineficiente y la mala naturaleza de los seres humanos. Muchas familias han visto, y siguen viendo, sus vidas destruidas por la codicia de un simple ser humano.

Turistas

En 2006, la película norteamericana «Turistas» llegó al cine causando sensación en Brasil por la trama y la imagen negativa transmitida de Brasil.

La trama de ‘Turistas‘ comienza cuando seis jóvenes deciden conocer Brasil, viajando como mochileros. En un autobús se encuentran con la bella Pru, que habla portugués, y dos amigos americanos. Después de un terrible accidente que los deja en el medio de la nada, van a lo que parece un bar cerca de la playa. Al día siguiente se despiertan en el borde de la playa después de haber sido drogados. Sin embargo, lo peor está a punto de suceder cuando terminan en manos de una banda de traficantes de órganos en la selva amazónica.

Desafortunadamente, esto no es completamente irreal.

El tráfico de órganos está vinculado a la nueva delincuencia internacional del siglo XXI. La delincuencia afecta a casi todos los países, pero algunos tienen una mayor incidencia, por ejemplo China, India, Pakistán, Rusia y Brasil. Parece obvio que en todos los países este problema está presente, pero en algunos, debido a las «estructuras» políticas y a la mala supervisión, el fenómeno es más relevante. En el caso del tráfico de órganos en Brasil, parece que las autoridades «hacen la vista gorda» ante el desarrollo de las investigaciones. Según la OMS, de todos los trasplantes realizados en el mundo, el 5% están directamente relacionados con el tráfico de órganos.

Las transacciones se realizan a menudo a través de Internet. Las principales víctimas, según el gobierno brasileño, son niños y jóvenes y este crimen aberrante produce más de 12 millones de dólares al año en todo el mundo. Para empeorar las cosas, este fenómeno sigue siendo considerado una leyenda como en el caso de la película ‘Turistas‘. Sin embargo, en 2013 el Gobierno del Brasil publicó un documento sobre la trata de personas en el que se afirmaba que tenía un fuerte impacto en Brasil y en el mundo.

Casos reales de tráfico de órganos en Brasil

Traffico di organi in Brasile

Caso Paulo Pavesi:

Paulinho estaba jugando con sus amigos cuando se cayó del balcón del primer piso del edificio donde vivía con sus padres. Después de ser ingresado en el hospital, fue visitado por el doctor Álvaro Inhaez, quien resultó ser el jefe de un grupo central de retiro de órganos humanos disfrazado de ONG. Paulinho fue sedado y se le extirparon los órganos mientras aún estaba vivo, al estilo del médico nazi Josef Mengele.

Caso Carvalho:

Joao Domingos de Carvalho fue hospitalizado durante siete días entre el 11 y el 17 de abril de 2001. Joao no recibió comida en el hospital y más de una vez le dijo a su hijo que había intentado escapar. Carvalho, al igual que Paulinho, fue declarado muerto después de haber sido sedado y después de que sus riñones, hígado y córneas fueron extirpados por los doctores Claudio Celso Fernandes y Scafi. Otros siete casos similares fueron planteados por la policía en el mismo hospital.

Este artículo es un extracto del libro «Il lato oscuro del Brasile«, publicado gracias a la amable colaboración de su autora Francine Arioza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here